Norma 68. Precauciones al recibir parlamentarios

Norma 68. Los mandos podrán tomar las precauciones necesarias para evitar que la presencia de un parlamentario sea perjudicial.
Volumen II, capítulo 19, sección C.
La práctica de los Estados establece esta regla como una norma de derecho internacional consuetudinario aplicable tanto en los conflictos armados internacionales como en los no internacionales.
Se trata de una antigua norma de derecho internacional consuetudinario que se reconocía ya en la Declaración de Bruselas y el Manual de Oxford, y que se codificó en el Reglamento de La Haya.[1] Varios manuales militares la confirman.[2] Algunos de esos manuales son aplicables, o se han aplicado, en conflictos armados no internacionales.[3] No se ha hallado ninguna práctica oficial contraria.
La práctica indica que es posible detener temporalmente a los parlamentarios si han obtenido accidentalmente información cuya divulgación podría tener consecuencias perjudiciales para el éxito de una operación en curso o a punto de realizarse. La posibilidad de detener temporalmente a los parlamentarios se establece en la Declaración de Bruselas y en el Manual de Oxford, y se codifica en el Reglamento de La Haya.[4] La norma se reitera en numerosos manuales militares,[5] algunos de los cuales son aplicables, o se han aplicado, en conflictos armados no internacionales.[6] No se ha hallado ninguna práctica oficial contraria.
[1]Declaración de Bruselas (1874), art. 44 (ibíd., párr. 236); Manual de Oxford (1880), art. 30 (ibíd., párr. 237); Reglamento de La Haya (1907), art. 33 (ibíd., párr. 235).
[2]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 243), Argentina (ibíd., párr. 239), Bélgica (ibíd., párrs. 240 y 241), Canadá (ibíd., párr. 242), España (ibíd., párr. 247), Estados Unidos (ibíd., párr. 250), Italia (ibíd., párr. 244), Nigeria (ibíd., párr. 246), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 245), Reino Unido (ibíd., párr. 249), Suiza (ibíd., párr. 248) y Yugoslavia (ibíd., párr. 251).
[3]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 243), Italia (ibíd., párr. 244) y Yugoslavia (ibíd., párr. 251).
[4]Declaración de Bruselas (1874), art. 44 (ibíd., párr. 263); Manual de Oxford (1880), art. 31 (ibíd., párr. 264); Reglamento de La Haya (1907), art. 33 (ibíd., párr. 262).
[5]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 270), Argentina (ibíd., párr. 266), Bélgica (ibíd., párrs. 267 y 268), Canadá (ibíd., párr. 269), España (ibíd., párr. 274), Estados Unidos (ibíd., párr. 277), Italia (ibíd., párr. 271), Nigeria (ibíd., párr. 273), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 272), Reino Unido (ibíd., párr. 276), Suiza (ibíd., párr. 275) y Yugoslavia (ibíd., párr. 278).
[6]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 270), Italia (ibíd., párr. 271) y Yugoslavia (ibíd., párr. 278).