Norma 67. Inviolabilidad de los parlamentarios 

Norma 67. Los parlamentarios son inviolables.
Volumen II, capítulo 19, sección B.
La práctica de los Estados establece esta regla como una norma de derecho internacional consuetudinario aplicable tanto en los conflictos armados internacionales como en los no internacionales.
Se trata de una antigua norma de derecho internacional consuetudinario que se reconocía ya en la Declaración de Bruselas y el Manual de Oxford, y que se codificó en el Reglamento de La Haya.[1] La inviolabilidad de los parlamentarios se reafirma en numerosos manuales militares,[2] algunos de los cuales son aplicables, o se han aplicado en conflictos armados no internacionales.[3] En varios manuales se considera que atacar a un parlamentario que avance bajo una bandera blanca de tregua constituye un crimen de guerra.[4] La legislación de muchos países tipifica como delito los atentados contra la inviolabilidad de los parlamentarios.[5] Corroboran esta norma, asimismo, otras prácticas nacionales,[6] incluida la práctica en el contexto de conflictos armados no internacionales.[7]
No se ha hallado ninguna práctica oficial contraria. Ninguna parte ha reivindicado el derecho a vulnerar la inviolabilidad de los parlamentarios.
Según la Declaración de Bruselas, el Manual de Oxford y el Reglamento de La Haya, la inviolabilidad se extiende a las personas que acompañan al parlamentario,[8] lo que se señala, asimismo en muchos manuales militares.[9] En el manual militar y el manual LOAC del Reino Unido se explica que, antiguamente, las personas que acompañaban a un parlamentario solían ser un trompeta (corneta o tambor), un abanderado y un intérprete, pero que en la actualidad un parlamentario puede avanzar en un vehículo blindado con una bandera blanca, acompañado por un conductor, un operador de radio y altavoces y un intérprete.[10]
En varios manuales militares se hace hincapié en que no es necesario que haya un alto el fuego completo en todo el sector al que llega el parlamentario, pero que no se puede disparar a la parte que avance bajo la bandera blanca.[11] Además, en algunos manuales se insiste en que incumbe al parlamentario elegir el momento oportuno para mostrar la bandera blanca de tregua y evitar las zonas peligrosas.[12] Por último, en varios manuales militares se expresa la inviolabilidad de los parlamentarios y de las personas que los acompañan hasta que regresen ilesos a territorio amigo.[13]
La práctica indica que un parlamentario con la bandera blanca de tregua debe avanzar hacia la otra parte. La parte con la que el parlamentario quiere comunicarse no tiene porqué avanzar. Esto se ha examinado, asimismo, con respecto a las circunstancias particulares de la rendición en relación con un incidente que tuvo lugar durante la guerra en el Atlántico Sur (véase el comentario de la norma 47).
[1]Declaración de Bruselas (1874), art. 43 (ibíd., párr. 156); Manual de Oxford (1880), art. 27 (ibíd., párr. 157); Reglamento de La Haya (1907), art. 32 (ibíd., párr. 155).
[2]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 172), Argentina (ibíd., párr. 160), Australia (ibíd., párrs. 161 y 162), Bélgica (ibíd., párrs. 163 y 164), Burkina Faso (ibíd., párr. 165), Camerún (ibíd., párr. 166), Canadá (ibíd., párr. 167), Congo (ibíd., párr. 168), Ecuador (ibíd., párr. 169), España (ibíd., párrs. 186 y 187), Estados Unidos (ibíd., párrs. 192 a 195), Filipinas (ibíd., párrs. 181 y 182), Francia (ibíd., párrs. 170 y 171), Italia (ibíd., párr. 173), Kenya (ibíd., párr. 174), Malí (ibíd., párr. 176), Nigeria (ibíd., párr. 180), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 179), Países Bajos (ibíd., párrs. 177 y 178), Reino Unido (ibíd., párrs. 190 y 191), República de Corea (ibíd., párr. 175), Rusia (ibíd., párr. 183), Senegal (ibíd., párr. 184), Sudáfrica (ibíd., párr. 185), Suiza (ibíd., párrs. 188 y 189) y Yugoslavia (ibíd., párr. 196).
[3]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 172), Australia (ibíd., párr. 161), Ecuador (ibíd., párr. 169), Filipinas (ibíd., párrs. 181 y 182), Italia (ibíd., párr. 173), Kenya (ibíd., párr. 174), Sudáfrica (ibíd., párr. 185) y Yugoslavia (ibíd., párr. 196).
[4]V., v.g., los manuales militares de Australia (ibíd., párrs. 161 y 162), Canadá (ibíd., párr. 167), Ecuador (ibíd., párr. 169), Estados Unidos (ibíd., párrs. 192 a 195), Nigeria (ibíd., párr. 180), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 179), Reino Unido (ibíd., párr. 190), República de Corea (ibíd., párr. 175), Sudáfrica (ibíd., párr. 185) y Suiza (ibíd., párr. 189).
[5]V., v.g., la legislación de Argentina (ibíd., párr. 197), Bosnia y Herzegovina (ibíd., párr. 199), Chile (ibíd., párr. 200), Croacia (ibíd., párr. 201), Ecuador (ibíd., párr. 203), El Salvador (ibíd., párr. 204), Eslovenia (ibíd., párr. 213), España (ibíd., párrs. 214 a 216), Estonia (ibíd., párr. 205), Etiopía (ibíd., párr. 206), Hungría (ibíd., párr. 207), Italia (ibíd., párr. 208), México (ibíd., párrs. 209 y 210), Nicaragua (ibíd., párr. 211), Perú (ibíd., párr. 212), República Dominicana (ibíd., párr. 202), Suiza (ibíd., párr. 217), Venezuela (ibíd., párrs. 218 y 219) y Yugoslavia (ibíd., párr. 220); v. también el proyecto de ley de Argentina (ibíd., párr. 198).
[6]V., v.g., la práctica del Reino Unido (ibíd., párr. 225), así como la práctica referida de China (ibíd., párr. 222), Colombia (ibíd., párr. 223), Estados Unidos (ibíd., párr. 227) y Filipinas (ibíd., párr. 224).
[7]V., v.g., la práctica referida de China (ibíd., párr. 222), Colombia (ibíd., párr. 223) y Filipinas (ibíd., párr. 224).
[8]Declaración de Bruselas (1874), art. 43 (ibíd., párr. 156); Manual de Oxford (1880), art. 28 (ibíd., párr. 157); Reglamento de La Haya (1907), art. 32 (ibíd., párr. 155).
[9]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 172), Argentina (ibíd., párr. 160), Bélgica (ibíd., párr. 163), Canadá (ibíd., párr. 167), España (ibíd., párr. 187), Estados Unidos (ibíd., párr. 192), Italia (ibíd., párr. 173), Nigeria (ibíd., párr. 180), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 179), Países Bajos (ibíd., párrs. 177 y 178), Reino Unido (ibíd., párrs. 190 y 191), Rusia (ibíd., párr. 183), Suiza (ibíd., párrs. 188 y 189) y Yugoslavia (ibíd., párr. 196).
[10]Reino Unido, Military Manual (ibíd., párr. 190) y LOAC Manual (ibíd., párr. 191).
[11]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 172), Canadá (ibíd., párr. 167), Estados Unidos (ibíd., párr. 192), Italia (ibíd., párr. 173), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 179), Países Bajos (ibíd., párrs. 177 y 178), Reino Unido (ibíd., párr. 190) y Yugoslavia (ibíd., párr. 196).
[12]V., v.g., los manuales militares de Estados Unidos (ibíd., párr. 192), Nigeria (ibíd., párr. 180), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 179) y Reino Unido (ibíd., párr. 190).
[13]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 172), Canadá (ibíd., párr. 167), Italia (ibíd., párr. 173), Kenya (ibíd., párr. 174), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 179) y Reino Unido (ibíd., párrs. 190 y 191).