Norma 60. Uso indebido del emblema y el uniforme de las Naciones Unidas 

Norma 60. Queda prohibido usar el emblema y el uniforme de las Naciones Unidas, a no ser que lo haya autorizado esta organización.
Volumen II, capítulo 18, sección D.
La práctica de los Estados establece esta regla como una norma de derecho internacional consuetudinario aplicable tanto en los conflictos armados internacionales como en los no internacionales.
La prohibición de utilizar el emblema y el uniforme de las Naciones Unidas, a no ser que lo haya autorizado esta organización, se incluye en el Protocolo adicional I.[1] Según el Estatuto de la Corte Penal Internacional, el uso indebido, es decir, no autorizado, de la bandera, la insignia militar o los uniformes de las Naciones Unidas constituye un crimen de guerra en los conflictos armados internacionales cuando causa muertes o lesiones graves.[2]
Muchos manuales militares reconocen la prohibición de usar el emblema y el uniforme de las Naciones Unidas, a no ser que lo haya autorizado esta organización.[3] La legislación de numerosos países tipifica como delito la transgresión de esta norma.[4] Esta práctica comprende la de Estados que no son Partes, o no lo eran a la sazón, en el Protocolo adicional I.[5]
Esta norma fue incluida en el proyecto de Protocolo adicional II por la Comisión III de la Conferencia Diplomática que culminó con la aprobación de los Protocolos adicionales, pero se abandonó en el último momento en el marco de una iniciativa tendente a aprobar un texto simplificado.[6] Ahora bien, la contienen otros instrumentos referentes, asimismo, a los conflictos armados no internacionales.[7]
La prohibición de usar el emblema y el uniforme de las Naciones Unidas, a no ser que lo haya autorizado esta organización, se establece en los manuales militares que son aplicables, o se han aplicado, en conflictos armados no internacionales.[8] La legislación de numerosos países tipifica como delito la transgresión de esta norma.[9]
No se ha hallado ninguna práctica oficial contraria en relación con conflictos armados internacionales o no internacionales. En general, se han condenado las presuntas violaciones de esta norma, en particular en el contexto del conflicto de Bosnia y Herzegovina.[10] Ninguna parte en un conflicto ha negado la aplicabilidad de esta norma o pretendido que sería legítimo emplear los emblemas y uniformes de las Naciones Unidas sin la debida autorización.
[1] Protocolo adicional I (1977), art. 38, párr. 2 (aprobado por consenso) (ibíd., párr. 465).
[2] Estatuto de la CPI (1998), art. 8, párr. 2, apdo. b), inciso vii) (ibíd., párr. 468).
[3] V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 486), Argentina (ibíd., párr. 473), Australia (ibíd., párrs. 474 y 475), Bélgica (ibíd., párr. 476), Burkina Faso (ibíd., párr. 477), Camerún (ibíd., párrs. 478 y 479), Canadá (ibíd., párr. 480), Colombia (ibíd., párr. 481), Congo (ibíd., párr. 482), Ecuador (ibíd., párr. 483), España (ibíd., párr. 494), Estados Unidos (ibíd., párrs. 496 y 497), Francia (ibíd., párrs. 484 y 485), Italia (ibíd., párr. 487), Malí (ibíd., párr. 488), Marruecos (ibíd., párr. 489), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 491), Países Bajos (ibíd., párr. 490), Rusia (ibíd., párr. 492), Senegal (ibíd., párr. 493), Suecia (ibíd., párr. 495) y Yugoslavia (ibíd., párr. 498).
[4] V., v.g., la legislación de Alemania (ibíd., párr. 518), Argelia (ibíd., párr. 499), Armenia (ibíd., párr. 501), Australia (ibíd., párrs. 502 y 503), Azerbaiyán (ibíd., párr. 504), Belarús (ibíd., párr. 505), Bosnia y Herzegovina (ibíd., párr. 506), Burkina Faso (ibíd., párr. 507), Canadá (ibíd., párr. 509), Congo (ibíd., párr. 511), Cote d'Ivoire (ibíd., párr. 512), Croacia (ibíd., párr. 513), Dinamarca (ibíd., párr. 515), Eslovaquia (ibíd., párr. 530), Eslovenia (ibíd., párr. 531), España (ibíd., párr. 532), Francia (ibíd., párr. 516), Georgia (ibíd., párr. 517), Guinea (ibíd., párr. 519), Irlanda (ibíd., párr. 520), Italia (ibíd., párr. 521), Lituania (ibíd., párr. 522), Malí (ibíd., párrs. 523 y 524), Noruega (ibíd., párrs. 527 y 528), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 526), Países Bajos (ibíd., párr. 525), Polonia (ibíd., párr. 529), Reino Unido (ibíd., párr. 536), República Checa (ibíd., párr. 514), República Democrática del Congo (ibíd., párr. 510), Suecia (ibíd., párr. 533), Suiza (ibíd., párr. 534) y Yugoslavia (ibíd., párr. 537); v. también los proyectos de ley de Argentina (ibíd., párr. 500), Burundi (ibíd., párr. 508) y Trinidad y Tobago (ibíd., párr. 535).
[5] V. los manuales militares de Estados Unidos (ibíd., párr. 497) y Malí (ibíd., párr. 488), la legislación de Azerbaiyán (ibíd., párr. 504), la declaración de Estados Unidos (ibíd., párr. 541), la práctica de Reino Unido (ibíd., párr. 540), así como la práctica referida de Indonesia (ibíd., párr. 539).
[6] Proyecto de Protocolo adicional II, art. 23, párr. 2 (ibíd., párr. 466).
[7] V., v.g., Memorandum of Understanding on the Application of IHL between Croatia and the SFRY (1991), párr. 6 (ibíd., párr. 470); Agreement on the Application of IHL between the Parties to the Conflict in Bosnia and Herzegovina (1992), párr. 2.5 (ibíd., párr. 471).
[8] V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 486), Australia (ibíd., párr. 474), Colombia (ibíd., párr. 481), Ecuador (ibíd., párr. 483), Italia (ibíd., párr. 487) y Yugoslavia (ibíd., párr. 498).
[9] V., v.g., la legislación de Alemania (ibíd., párr. 518), Armenia (ibíd., párr. 501), Azerbaiyán (ibíd., párr. 504), Belarús (ibíd., párr. 505), Bosnia y Herzegovina (ibíd., párr. 506), Croacia (ibíd., párr. 513), Eslovenia (ibíd., párr. 531), España (ibíd., párr. 532), Guinea (ibíd., párr. 519), Polonia (ibíd., párr. 529), República Democrática del Congo (ibíd., párr. 510), Suecia (ibíd., párr. 533) y Yugoslavia (ibíd., párr. 537); v. también la legislación de Burkina Faso (ibíd., párr. 507), Eslovaquia (ibíd., párr. 530), Italia (ibíd. , párr. 521) y República Checa (ibíd., párr. 514), cuya aplicación no se excluye en tiempo de conflicto armado no internacional, así como los proyectos de ley de Argentina ( ibíd. , párr. 500)
[10] V., v.g., Secretario General de las Naciones Unidas, Informe del Secretario General presentado en cumplimiento de la resolución 1010 (1995) del Consejo de Seguridad (ibíd., párr. 543).