Norma 57. Estratagemas de guerra 

Norma 57. Las estratagemas de guerra no quedan prohibidas, siempre que no infrinjan alguna norma del derecho internacional humanitario.
Volumen II, capítulo 18, sección A.
La práctica de los Estados establece esta regla como una norma de derecho internacional consuetudinario aplicable tanto en los conflictos armados internacionales como en los no internacionales.
Se trata de una antigua norma de derecho internacional consuetudinario que se reconocía ya en el Código de Lieber y la Declaración de Bruselas, y que se codificó en el Reglamento de La Haya.[1] Se establece, asimismo, en el Protocolo adicional I.[2]
Numerosos manuales militares contienen la norma que permite el uso de estratagemas de guerra,[3] que corroboran diversas declaraciones oficiales y otra práctica.[4]
Esta norma fue incluida en el proyecto de Protocolo adicional II por la Comisión III de la Conferencia Diplomática que culminó con la aprobación de los Protocolos adicionales, pero se abandonó en el último momento en el marco de una iniciativa tendente a aprobar un texto simplificado.[5] Además, figura en otros instrumentos referentes, asimismo, a los conflictos armados no internacionales.[6]
La norma que permite las estratagemas de guerra siempre que no infrinjan alguna norma de derecho internacional humanitario se expresa en los manuales militares que son aplicables, o se han aplicado, en conflictos armados no internacionales.[7] La Corte Constitucional de Colombia declaró, en 1997, que el uso de tácticas y estratagemas militares debe ser conforme con las normas constitucionales, reconociendo implícitamente que pueden utilizarse en los conflictos armados no internacionales.[8]
La práctica reunida ofrece ejemplos tanto en los conflictos armados internacionales como en los no internacionales, mientras que no se ha hallado ninguna práctica que sugiera que las estratagemas están prohibidas en ninguno de los dos tipos de conflicto.
Las estratagemas son actos destinados a confundir al enemigo. A menudo se señala que las estratagemas son frecuentes en los conflictos armados. En el manual militar del Reino Unido se mencionan los siguientes ejemplos de estratagemas lícitas: sorprender al enemigo y realizar emboscadas; fingir ataques, retiradas o huidas; simular tranquilidad e inactividad; confiar plazas fuertes importantes a tropas de pocos efectivos; construir obras, puentes, etcétera, no previstos para ser utilizados; transmitir mensajes ficticios y enviar despachos y prensa falsos con el fin de que sean interceptados por el enemigo; utilizar las señales, las consignas, los códigos telegráficos y las señales de reglaje de radio del enemigo, así como sus órdenes de mando; difundir por radio ejercicios militares falsos en una frecuencia fácil de captar mientras se llevan a cabo movimientos de tropas importantes sobre el terreno; simular comunicaciones con tropas o refuerzos inexistentes; desplazar los hitos de señalización terrestre; construir aeródromos y aeronaves falsos; desplegar armas o carros de combate falsos; colocar minas falsas; suprimir los distintivos de los uniformes; vestir a los integrantes de una sola unidad con los uniformes de varias unidades para que los prisioneros y los muertos den la impresión de fuerzas de gran envergadura; y emitir señales terrestres falsas para provocar el lanzamiento de personal o suministros aerotransportados en una zona hostil, o inducir a una aeronave a aterrizar en una zona hostil.[9]
[1]Código de Lieber (1863), arts. 15, 16 y 101 (citados en vol. II, cap. 18, párr. 5); Declaración de Bruselas (1874), art. 14 (ibíd., párr. 6); Reglamento de La Haya (1907), art. 24 (ibíd., párr. 2).
[2]Protocolo adicional I (1977), art. 37, párr. 2 (aprobado por consenso) (ibíd., párr. 3).
[3]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 26), Argentina (ibíd., párrs. 11 y 12), Australia (ibíd., párrs. 13 y 14), Bélgica (ibíd., párrs. 15 y 16), Benin (ibíd., párr. 17), Camerún (ibíd., párr. 18), Canadá (ibíd., párrs. 19 a 21), Croacia (ibíd., párr. 22), Ecuador (ibíd., párr. 23), España (ibíd., párrs. 41 y 42), Estados Unidos (ibíd., párrs. 48 a 50), Francia (ibíd., párrs. 24 y 25), Indonesia (ibíd., párr. 28), Israel (ibíd., párr. 29), Italia (ibíd., párrs. 30 y 31), Kenya (ibíd., párr. 32), Madagascar (ibíd., párr. 34), Nigeria (ibíd., párrs. 38 y 39), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 37), Países Bajos (ibíd., párrs. 35 y 36), Reino Unido (ibíd., párrs. 46 y 47), República de Corea (ibíd., párr. 33), Sudáfrica (ibíd., párr. 40), Suecia (ibíd., párr. 43), Suiza (ibíd., párr. 44), Togo (ibíd., párr. 45) y Yugoslavia (ibíd., párr. 51).
[4]V., v.g., la declaración de Estados Unidos (ibíd., párr. 59); la práctica de Estados Unidos (ibíd., párr. 59) e Irak (ibíd., párr. 55), así como la práctica referida de Argelia (ibíd., párr. 54), Malaisia (ibíd., párr. 56) y Reino Unido (ibíd., párr. 57).
[5]Proyecto de Protocolo adicional II (1977), art. 21, párr. 2 (ibíd., párr. 4).
[6]V., v.g., Memorandum of Understanding on the Application of IHL between Croatia and the SFRY (1991), párr. 6 (ibíd., párr. 8); Agreement on the Application of IHL between the Parties to the Conflict in Bosnia and Herzegovina (1992), párr. 2.5 (ibíd., párr. 9); Manual de San Remo (1994), párr. 110 (ibíd., párr. 10).
[7]V., v.g., los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 26), Australia (ibíd., párr. 13), Benin (ibíd., párr. 17), Canadá (ibíd., párr. 21), Croacia (ibíd., párr. 22), Ecuador (ibíd., párr. 23), Italia (ibíd., párrs. 30 y 31), Kenya (ibíd., párr. 32), Madagascar (ibíd., párr. 34), Nigeria (ibíd., párr. 38), Sudáfrica (ibíd., párr. 40), Togo (ibíd., párr. 45) y Yugoslavia (ibíd., párr. 51).
[8]Colombia, Corte Constitucional, Sentencia n.° T-303 (ibíd., párr. 53).
[9]Reino Unido, Military Manual (ibíd., párr. 46); v. también los manuales militares de Alemania (ibíd., párr. 26), Argentina (ibíd., párr. 12), Australia (ibíd., párrs. 13 y 14), Bélgica (ibíd., párr. 15), Canadá (ibíd., párr. 20), Croacia (ibíd., párr. 22), Ecuador (ibíd., párr. 23), España (ibíd., párrs. 41 y 42), Estados Unidos (ibíd., párrs. 48 a 50), Francia (ibíd., párr. 25), Hungría (ibíd., párr. 27), Indonesia (ibíd., párr. 28), Israel (ibíd., párr. 29), Italia (ibíd., párr. 31), Kenya (ibíd., párr. 32), Madagascar (ibíd., párr. 34), Nigeria (ibíd., párrs. 38 y 39), Nueva Zelandia (ibíd., párr. 37), Países Bajos (ibíd., párrs. 35 y 36), Reino Unido (ibíd., párr. 47), República de Corea (ibíd., párr. 33), Sudáfrica (ibíd., párr. 40), Suecia (ibíd., párr. 43), Suiza (ibíd., párr. 44) y Yugoslavia (ibíd., párr. 51).